christmas treePara muchas personas esta Navidad llega en un tiempo de mucha tristeza, mucha soledad, o muchas decisiones dificiles. Es un tiempo donde las casas pueden brillar con luces, pero el corazon esta apagado y a oscuras. La musica puede ser contagiosa en el ritmo, pero ninguno puede hacer que las lagrimas no roden por la mejilla.

Y la verdad es que, siempre vendran estos tiempos dificles, siempre tendremos los momentos de altas y las bajas, siempre nos sorprendera la mala noticia, el golpe emocional o la trgjedia inesperada.  Para otras personas ya han estado pasando por mucho tiempo momentos dificiles y al llegar al tiempo de Navidad solo ponen sus emociones en espera, y dejan pasar las fechas de celebracion, para luego volver a retomar los problemas y las tristezas.

A esas personas que estan pasando por un dolor, herida, golpe, lagrimas, cambios, en sus vidas no hay nada que yo pueda decirles que hara que la situacion mejore o cambie. Pero si puedo recordarles las palabras de un Dios que si puede transformar una lagrima en alegria, un dolor en un testimonio, una herida en una sanidad completa, un cambio en un tiempo hermoso. Las palabras que Dios nos dejo escritas para recordarlos en estos momentos dicen asi “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Y esas palabras son poderosas para el alma, porque no hay dolor,no hay angustia, no hay peligro o pelea que Dios no pueda vencer. Y EL promete que estara con nosotros en medio de estas cosas y que su amor nos llevara a tierra firme.

Lo que nos toca hacer, es hablar esa verdad a nuestra situacion, leelo en voz alta, gritalo, susurralo, como sea, pero leelo para que tu problema o situacion escuche de tu boca lo que Dios prometio. Y el corazon comenzara a someterse ante la verdad de esas palabras, y cuando menos te des cuenta, el perdon, la sanidad, la fuerza y la alegria retomaran nuevamente su lugar en tu vida.

En esta Navidad, no le cuentes a tu corazon tu situacion, leele las palabras poderosas de un Dios poderoso!

Bendecimos tu vida!

NC

Filed under: He Visto la Luz

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!